Skip to main content

Panamá traslada a Costa Rica a 71 cubanos que permanecían en Lajas Blancas

Transporte

Los 71 cubanos que permanecían en un campamento militar en la región de Lajas Blancas, provincia Darién, Panamá, están siendo transportados por tierra hacia territorio costarricense, confirmó el diácono Víctor Berrios, directivo de Sociedades Católicas Panamá, según reporta Diario de Cuba.

En la mañana de este miércoles el periodista Rolando Nápoles, de América Tevé, escribió en su cuenta de Twitter que el Gobierno panameño había determinado el traslado de los migrantes hacia Costa Rica. Añadió que el grupo debía llegar en la madrugada a Paso Canoas.

Según un reporte de Martí Noticias, "la decisión es fruto de una reunión que sostuvo el martes Berrios con representantes del Gobierno panameño, entre ellos el viceministro de Seguridad, Jonathan del Rosario".

El diácono consideró que si comenzó el movimiento es porque "el Gobierno de Costa Rica dio su aprobación", pero hasta el momento San José no ha informado nada al respecto.

"Amanecimos y el capitán del campamento de guardafronteras nos informó que nos íbamos a Costa Rica. Estamos asustados porque bien podría tratarse de una engañifa para deportarnos a Cuba", manifestó Ernesto Banderas uno de los migrantes cubanos.

Tras las quejas y denuncias de que en Lajas Blancas no existían las condiciones básicas de vida, y ante el ofrecimiento de la Iglesia Católica de un albergue en la capital panameña, los cubanos protagonizaron una huelga de hambre la semana pasada, hecho que llamó la atención del viceministro de Seguridad de Panamá, Jonathan del Rosario, quien los visitó en el campamento.

"Con todo respeto les digo que ustedes han violado la ley migratoria de Panamá", dijo la semana pasada el funcionario a los isleños. Estos le respondieron que preferían morir allí "que regresar a manos del régimen castrista".

Según describe el medio miamense, los emigrantes viajaban en dos ómnibus hacia el territorio costarricense, con una escala obligada en Ciudad de Panamá, custodiados por autos del Servicio Nacional de Fronteras.

"Nos entregaron los pasaportes y nos hicieron abordar el ómnibus, ¿será esto una trampa?", se preguntó una de las personas que prefirió el anonimato.

En noviembre de 2015 Costa Rica cerró sus fronteras a los cubanos que no tuvieran visa y anunció que aquellos que intentaran ingresar por vía terrestre serían devueltos de inmediato a Panamá.

El traslado de los cubanos se produce luego de una visita que realizó la semana pasada a Costa Rica el presidente de Panamá, Juan Carlos Varela.

"Panamá da trato digno y humanitario a los migrantes. Les permite seguir su camino a su destino final. El drama que sufren los grupos humanos que atraviesan nuestras fronteras debe hacernos solidarios con los migrantes", indicó Varela durante su intervención en la XVI Cumbre del Mecanismo de Diálogo y Concertación Tuxtla, en Costa Rica.

Sin embargo, el 1 de marzo Panamá firmó con el Gobierno cubano un memorando de entendimiento para "garantizar un flujo migratorio regular, ordenado y seguro" que permite la agilización de las deportaciones. A principios del mes pasado más de 500 cubanos estaban en espera de que se les aplicara este procedimiento.

Agenda